Podemos conectarnos en:

Seguidores

lunes, 9 de septiembre de 2013

Manual de Instrucciones

Tal como lo sugiere el título, aquí hallaras alguna que otra coordenada de cómo será este espacio, ahora bien podes hacer lo que desees.
Entrar sin temor a cualquier contraindicación preestablecida, o alguna advertencia a la que quieras hacer referencia.
O simplemente lo que yo suelo hacer con todos los manuales de instrucciones, dejarlos de lado y guardarlo por si las moscas en algún lugar dentro del micro cosmos en el que habito, e ir en su búsqueda desesperada (si lo hayo) solo en caso de incendio, desconfiguración, o perdida de datos. Hecho que no creo necesites hacer, soy rebuscada pero todavía descifrable aunque me confieso algo inflamable.
Después de las dos primeras páginas de introducción en inglés, te comento si no nos conocemos ya que este blog se creó en el 2008 y en el camino conocí un sinfín de personas y de todas ellas he aprendido. Sin embargo no encontraras aquí viejos escritos, porque Esmeralda en todo este tiempo muto, creció, abandono la tierra de Nunca Jamás, vivió, soñó, proyecto con éxitos y fracasos, dejo de ser alumna, así como tantas cosas, para pasar a ser otras tantas, se retroalimento de sensaciones, frustraciones y deseos propios y ajenos.
Alguna vez hace mucho, mucho tiempo atrás me ofendía ante una mirada amiga que me acusaba de convertir este espacio en un diario íntimo, que revelaba tan solo experiencias en nombre propio, pero carente de imaginar otras, ( y es cierto) eso fue este espacio por tantísimo tiempo, aunque jamás lo reconocí.
Pero leyendo a Paul Ricoeur descubrí a cuantas interpretaciones literarias y musicales les había asignado de un significado absoluto, sin notar que todo ese tiempo esas creaciones habían sido propias, solo había cruzado el puente, usar la dialéctica de un autor y crear mi propio significado y significante.
Después de una sensación tan sublime me pareció interesante y un desafío intentar escribir desde otro lugar que me encantaría compartir con los que quieran pasar por estas tierras colmadas de huestes que ya han descansado demasiado apiladas en papeles varios.
Esmeralda será quien ustedes quieren que sea, no existirán nombres reales, los relatos no serán recapitulaciones personales de venganzas o declaraciones emotivas, o quizás sí, solo que ahora tú lo decidirás.
Encontraras en este espacio obras de otros autores, compositores, dramaturgos, o simples desconocidos que vale la pena leer o escuchar.
No habrá control de comentarios por lo que les pido (hecho complejo en los tiempos que corren) que nos respetemos, debatamos, aprendamos, o sepamos argumentar, sin censurar, ni dañar a otros con ardides sin sentido.
Sigo deseando saber a quién le respondo un comentario antes que un anónimo, así su nombre sea de fantasía, pero de todas formas todos serán respondidos.
 
Bienvenidos, siéntanse como en su casa.

Esmeralda